dissabte, 12 de febrer de 2011

"Saber de vinos en 3 horas" Federico Oldenburg


"La faceta negativa de esta revolución -insisto- es la estandarización del carácter, motivada en gran parte por una drástica reducción del catálogo de variedades de uva. Así, hoy los estantes de vinotecas y supermecados están invadidos por tintos de cabernet sauvignon y merlot y blancos de chardonnay y sauvignon blanc procedentes de todos los rincones del planeta. Casi todos se parecen, bastante."

"los catadores de vinos sólo se diferencian del común de los mortales en que saben ponerle nombre a los aromas que perciben. En otras palabras, cualquiera puede hacerlo."

"Para catar, no es necesario tener experiencia ni se un gurú del vino. Sólo hay que confiar en las propias percepciones, familiarizarse con los aromas, texturas y sensaciones y -poco a poco- comenzar a ponerle nombre a cada matiz."

"Aunque el hombre pueda intervenir de forma decisiva en los procesos de producción, finalmente quien manda a la hora de modelar el carácter de un vino y determinar su calidad es la naturaleza."

"Una buena alternativa para sumar a la lista de los célebres adictos a esta bebida. Uno de ellos, Winston Churchill, dejó clara su dependencia con el champagne: En la victoria, lo merezco; en la derrota, lo necesito."